La UE apuesta por las energías limpias